Ocho millones de dioses – David B. Gil

ocho millones de dioses

Estoy acostumbrada a leer novela histórica porque a mi madre le encantan y tiene una buena colección, pero esta es muy diferente a todas las que tenemos en casa. Mis padres y mi hermana me la regalaron porque saben lo mucho que me gusta la cultura japonesa, y la verdad es que el libro me ha enganchado desde la primera hasta la última página.

Está ambientado en el Japón feudal, en la época de las misiones cristianas. Martín Ayala es un sacerdote y traductor que ha vuelto a España tras una larga temporada en Japón, pero al que se le pide que vuelva al país del sol naciente para investigar una macabra serie de crímenes: varios sacerdotes cristianos han sido asesinados  cruelmente en varios lugares de la costa nipona. Kenjirō Kudō un joven goshi (un samurái rural), es contratado para acompañarlo como guardaespaldas.

En esta novela, David B. Gil no solo describe muy detalladamente las costumbres y convenciones sociales de la época, sino que también hila cada capítulo con un suspense que va creciendo a cada vuelta de página. Los personajes me han sorprendido por su profunda humanidad; me ha enternecido sobre todo ver cómo la amistad entre Ayala y Kenjirō se afianza cada vez que su investigación se vuelve más enrevesada y se suman más personajes: señores feudales, contrabandistas, piratas, monjes de sectas budistas…

Ocho millones de dioses también presenta un gran atractivo para los amantes de la acción; la historia da ocasión a un gran número de batallas donde se tiene oportunidad de conocer las armas de la época y las técnicas de esgrima japonesa.

En mi opinión, esta novela lo tiene todo: una ambientación histórica bien estudiada y presentada, acción, drama, personajes entrañables que evolucionan durante la trama y mucha, mucha intriga.

Pienso que es una obra que no solo gustaría a amantes de la cultura japonesa, sino que también a lectores de novela histórica a los que les apetezca cambiar un poco de contexto geográfico.

Respecto a su autor, David B. Gil, me ha sorprendido ver que también es amante de la ciencia ficción y que de hecho su novela Hijos del dios binario fue finalista del premio Ignotus 2017. Sin duda, esta será una de mis próximas lecturas.

Además, Ocho millones de dioses ha sido seleccionado como uno de los finalistas de los X Premios de literatura histórica Hislibris. ¡Le deseo mucha suerte desde aquí!

Aquí tenéis la página web del autor por si os apetece indagar un poco en su obra https://www.davidbgil.com/

¡Un saludo y nos leemos por La Pluma de Rosetta!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s