Perillán de Terry Pratchett

Perillan1-294x450

Como primera aportación para este blog, he redactado una pequeña reseña sobre el último libro que he leído: Perillán de Terry Pratchett.

En primer lugar, debo de lamentar el fallecimiento de tan aclamado autor, el cual abandonaba las páginas de la vida terrenal el pasado mes de marzo. Este no es sino otro de los numerosos libros con los que se ha ganado su reconocimiento en el mundo de la literatura.

Hacía varios años que había conocido a Terry Pratchett a través de dos de sus obras más importantes: El color de la magia, la primera novela de la popular saga del Mundodisco, y Buenos presagios, una desternillante versión del Apocalipsis creada junto a Neil Gaiman, otro célebre escritor de fantasía y viñetas, pero la verdad es que ninguna de las dos novelas consiguió engancharme del todo. El inusual y satírico humor de Pratchett no consiguió contagiarme e, incluso, en ocasiones llegó a parecerme tedioso. Desilusionada, me sentí un poco culpable por no disfrutar de tan prestigioso autor y, pensando que quizá el humor inglés simplemente no era lo mío, aparté ambos libros a un rincón de la estantería. No obstante, esta desfavorecedora impresión cambiaría durante la lectura de esta novela.

Me parece que el principal motivo por el que me decidí a leer Perillán es que está ambientado en la época victoriana, una etapa de la historia que me fascina. No obstante, al leer el nombre del autor en la portada y recordar mi desilusionada experiencia, recelé enseguida de comenzarlo. Sin embargo, numerosas reseñas me acabaron convenciendo y animando a leerlo. «No es el Mundodisco», me dije. «Al fin y al cabo, es Terry Pratchett. Como mínimo debe de estar entretenido». Y vaya si lo estaba.

Perillán relata la historia de Perillán, un alcantarillero de 17 años que convive con la suciedad y la pobreza del Londres victoriano. Tras rescatar a una misteriosa joven del acoso de unos malhechores, conocerá a un periodista que pronto se presentará como Charles Dickens y que le instará a esclarecer las circunstancias y motivos del ataque a la muchacha. Es así como este ingenioso jovencito se verá envuelto en toda clase de curiosas situaciones, rodeado de un gran número de personajes en los que reconoceremos a algunos otros como Sweeney Todd.

Terry Pratchett crea así a un pícaro pero a la vez tierno personaje que hace reír debido a su ignorancia ante ciertos temas, pero también gracias a sus agudos comentarios en críticas ocasiones. Los demás personajes que pueblan la trama, como Solomon y Simplicity, seguramente conquistarán al lector con sus caricaturescas personalidades. Presentando un argumento sencillo, Pratchett consigue hacernos avanzar por la historia a través de toda una sucesión de situaciones hilarantes.

Perillán es un personaje que perfectamente puede recordar a otros traviesos personajes de la literatura como Lázaro de Tormes o Tom Sawyer. El ambiente en el que se desenvuelve nos evocará a las célebres novelas de Dickens, lo cual no es casualidad ya que, como he mencionado anteriormente, dicho escritor aparece en la trama. Además, el propio Perillán está basado en Artful Dodger, uno de los personajes de Oliver Twist que es líder de la banda de delincuentes juveniles a la que se une el joven protagonista de dicha novela.

artful-dodger

En este punto de la reseña, no puedo evitar hacer referencia a algunas cuestiones en cuanto a la traducción del inglés. «Dodger», el apodo de dicho personaje y título de Perillán en su versión original, hace referencia a una persona que se ve envuelta en todo tipo de artimañas para evadir un deber o una obligación. Este término se ha traducido al español por «Perillán», una palabra que me parecía tan extraña que creía inventada por el traductor, por lo que me sorprendió al contar con la siguiente acepción en la RAE: «persona pícara, astuta». Además, me gustaría llamar la atención en cuanto a otra palabra que he descubierto gracias a esta novela, «pickpocket», un equivalente a «carterista» que se podría traducir literalmente como «recoge-carteras».

Dicho esto, concluyo este artículo animando a leer la novela. No posee ni un argumento ni unos personajes complejos, pero me parece que este no era el objetivo de Pratchett, quien sólo buscaba crear un personaje divertido y simpático que pudiera protagonizar todo tipo de curiosas situaciones. El humor del autor, muchas veces absurdo, puede parecer a veces tedioso, a mi parecer por intentar sacar de cada párrafo un motivo de risa, pero es sin duda ingenioso y satírico y entretendrá al lector. Para mí, la lectura de Perillán ha resultado ser un paseo, diferente a lo acostumbrado, a través del Londres victoriano, con el cual ya me había familiarizado con otras obras de carácter más serio.

Dando lugar a una , el autor ha conseguido cambiar mi consideración sobre su obra, con lo que no me sorprendería encontrarme, dentro de poco, con otro de sus libros entre las manos (y espero que el lector tampoco).

Un saludo y espero que hayáis disfrutado de esta primera reseña. Nos vemos próximamente:)

Anuncios

2 thoughts on “Perillán de Terry Pratchett

  1. Triste que no te haya enganchado el Mundodisco. Quizás podrías probar con otro ángulo, el color de la magia es un poco aburrido si no conoces el resto del mundo. Yo emepcé por el medio, luego salté al final, luego piqué el principio… Y cuando TP se murió, me dije a mí misma que tenía un año para leerme la saga entera, de cabo a rabo. Y lo hice.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s